Rodo Lambaré, una voz al viento

Foto: Archivo propio

De patear y patear en busca de la belleza con su prosa folclórica por cuanto bar se encontrase en su adolescencia. Un creador de paisajes, sentires y buena bebida. Lleva la música en su corazón desde que la vida le dio uso de razón, “Si se calla el cantor calla la vida” rezaba Horacio Guaraní en una frase inmortal con su poesía para y por el pueblo. Encontramos en la simpleza de su arte una profundidad que no muchos logran con artilugios que restan en vez de sumar.

De Castelar, oeste del conurbano Bonaerense, viajar lejos en busca de verde y espacio abierto es su manjar en esta vida, entre otros, le habita el saber hacer llegar la pasión de lo que hace a través de la canción a aquel que lo escuche y se conmueva con eso que dice y vive.

Rodo Lambaré es un cataautor que representa lo que ya nadie, o casi nadie, logra en estos días, divulgar de forma contundente el folclore, esa música tan nuestra que en estos tiempos se ha dejado de lado por la masividad por lo foráneo que tanto desgasta lo auténticamente nuestro.

El cantante ya cuenta con dos discos “Antologías” y “Rodo Lambaré 2” discos en los cuales refleja lealmente ese orgullo de ser y vivir los pequeños lujos que nos da la vida, lejos de lo superficial que nos invade en estos tiempos que vivimos.

Te invito a que veas la charla que mantuvimos en la reserva ecológica de Castelar sur, no podía ser en otro lugar.

¡Muchas gracias Rodo!

Escritor sureño, maldito

Foto:Archivo propio

Del sur, bien al sur. Con un carisma propio de la gente de tierra adentro, de inicios humildes y de actualidad a tono. Lleva la magia de los poetas con vientos en la frente y bosques llenos de nieve y soledad. Sus escritos sin embargo difieren de estos paisajes propios, con mucha lectura de pueblos del norte de Europa, ha creado un mundo literario que está a la altura de la mitología escandinava y vikinga. Sus poemas hablan de la muerte, de la vida, de guerreros y de mucha batalla infame y hasta se podría decir sin temor a contradicciones, de batallas constructivas.

De desires oscuros y pero sin formas rebuscadas, su nivel de literatura sobrepasa las letras y sus libros, ya que ha formado parte, en cuestiones compositivas, de bandas de metal que pidieron sus aportes letristicos para reforzar su furia en el escenario. Y de escenarios Heavy sabe, fueron las mismas bandas que lo han invitado a participar de manera activa para contar sus poesía en plena marcha de la música; con el publico totalmente callado y expectante y, aunque esto a él le resulte increíble, nosotros  sabemos que la buena poesía y la mejor literatura se hace oirá aunque la música detone desde el wofer.

Jeremías Vergara es oriundo de Neuquén, se crió y creció en San Martín de los Andes, comenzó a escribir desde la tragedia, encontrando un mundo lleno de luces en su oscuridad. Luego estudió psicología en la ciudad de Cipolletti, actualmente se encuentra estudiando el profesorado de literatura y letras en su ciudad natal.

Entre el 2012 y el 2015 publico dos de sus obras en formato artesanal, hoy esas publicaciones las tomó la Editorial La Grieta y las reeditó. Sus libros son: “El escritor maldito” (2012 y 2014), “Tierra silenciosa” (2013), y el último denominado “Necromancia” (2015)

¿Cómo un escritor puede pararse firme luego de una estafa y que el mundo se entere de ello? Esa pregunta bien la sabe responder Jeremías; hoy luego de haber sido víctima de ello su voz es conocida en gran parte de Europa y toda América. Siempre rodando, siempre para adelante y generando ideas, con la humildad que sólo él posee. Un tocado, un escritor maldito que mucho tiene que decir en pos de enaltecer las letras que le dicta su pasión.

Te invito a ver la nota que le realicé en el marco de la presentación de su libro “Necromancia”, el sábado 13 de mayo en la Biblioteca Municipal de Morón, Domingo Faustino Sarmiento.

Muchas Gracias Jeremías!!!

Nota cantada

Foto:Archivo propio

De chiquito admiraba a los Rollings Stones, luego formó varias bandas de rock en donde él se aprestaba frente al micrófono como el show man de la escena; cosa que no hacía para nada mal. Con ese espíritu artístico intentó entrar al instituto del Colón, pero por circunstancias de la vida y eso de- según sus propias palabras- “No jugársela” dejó atrás el sueño y la vida prosiguió en una cuestión de cosas cotidianas. Sin embargo al conservatorio de Morón lo vio como una buena oportunidad para comenzar sus estudios y no dejar el sueño atrás, estudio que fue dejando de a poco.

 Pero el lobo es más fuerte y su corazón al fin gritó con fuerzas el deseo de volver al canto lírico, y para ello retomó los estudios de forma particular con un maestro al que admira y sus enseñanzas lo hicieron querer mucho. Esa luz que uno encuentra en los caminos comunes, pero que se sale de lo común tan solo por estar marcando la diferencia que fue. Y es.

Con “A puro Show”, gran éxito del cual formó parte,  llegó a la calle corriente, entre otros grandes escenarios. La mueca, otro teatro que tuvo el honor de cobijarlo en su lecho.

Sebastián Augusto, el tenor de Isidro Casanova, conmueve con su voz pulida y prolija; un perfeccionista del estilo. Un cantante que sabe de los énfasis y de las armonías.

Poderosa garganta que transmite el alma de las canciones desde su corazón y te hace temblar el pecho. De presencia única, con marcada nota artística como sólo los elegidos lo saben hacer.

Hoy se encuentra pensando es su primer disco, sigue perfeccionando su estilo y está rodando por los escenarios en busca de eso que lo llena de vida: conmover al público que lo aclama desde la platea. Y vaya si lo consigue.

¡Gracias Sebastián!

Federico L. Baggini

Foto: Archivo propio

De espíritu libre, humilde y austero. Noble marcha por la vida social, laburante no solo de letras, sino con hechos y a efectos del “otro”, nunca se quedó conforme con el sistema predominante, conformarse es para él una quietud que no vive en su cuerpo. Escribe desde el corazón y con una profundidad que abarca la problemática social sea cual fuere sin remilgos y con mucha energía.

No va el tiempo a limitar su modo, se sabe rodear de gente que comprende su lucha y pelea día a día para que resulte lo mejor siempre que se pueda. Emprendedor del “dar”, y sabedor de perfil bajo sin esperar nada a cambio. “Austeridad, lo básico, alimento, techo, y otras necesidades” son palabras que siempre están latentes en su manera de elegir ayudar al que menos tiene por diversas naturalezas que lo han dejado en ese estado.

Federico L. Baggini, nació en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Por los años 80, ya instalada la democracia en el país. Antes que nada es escritor y bibliotecario. El libro que marcó su vida para siempre siendo un estudiante de primaria fue “Fausto” de Johann Wolfgang von Goethe, desde ese momento su obra está llena de la cuestión social y de una prosa ultra prolija.

A la par que publica y escribe para leer en público y otros menesteres sucede la cuestión del “ayudar” que tiene que ver con los proyectos: “literatura inclusiva” 2009, este proyecto aspira a un cambio radical en el paradigma social que rige la rutina diaria de cada individuo, mediante el trabaja en forma comunitaria de diferentes personas, ya sean profesionales u de otros oficios. Estos se integran para darle forma a un trabajo cooperativo, autogestivo  y comunitario.

El “Proyecto Sinergia” es un trabajo de índole literario y autogestivo, cooperativo e independiente, tanto en su discurso como en la práctica. Aunque el mayor distintivo radica en la intención de que toda persona que quiera publicar un libro lo haga sin marca editorial. Básicamente “sinergia” propone que vos seas el dueño absoluto de tu obra literaria, que se publicará sin marca editorial en ninguna de sus páginas, convirtiéndote, de este modo, en el completo dueño de lo allí expresado.

El “Proyecto FRACCTAL” tuvo como fin poder brindar servicios a personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad, desde los aspectos económicos, materiales, emocionales, humanos, intelectuales y física. Y por supuesto con la posibilidad de poder relacionarse, experimentar,  dialogar e intercambiar con el otro; en otras palabras: de vivir. Acá la acción es teórica y practica. Ofreció lo servicios de albergue para personas en situación de calle, comedor, como cooperativas de trabajo para generar fuentes de trabajo autónomas. Este proyecto también contemplaba el dar una ayuda a las personas recién salidas de las cárceles y no tenían oportunidad de reinserción laboral. También quiso ofrecer servicio de atención médica, legal y psicológica gratuita y con seguimiento, siendo así facilitadora de servicios para quienes no podían acceder a una obra social.

En estos momentos Federico Baggini trabaja en un proyecto denominado “Cooperavidas”, el cual está en los cimientos de algo social y activo de magnitudes impensadas.

En lo que a libros se refiere el autor publico tres: “Acariciapájaros y otros cuantos” 2012, editado de forma independiente, impreso por la editorial “El asunto”. Contó con los siguientes artistas: Arte de tapa y diseño gráfico a cargo de la fotógrafa, ilustradora y realizadora de efectos especiales Melina Godoy. Texto incluido en la contratapa escrito por el periodista y escritor Sebastián Pujol. Prologo a cargo de la periodista, escritora y antropóloga social Carolina Quirós. “Repeticiones” 2016. Editado de forma independiente, en él participaron: ASNS, pintura de tapa y contratapa. Sabrina Zanzi, diseño gráfico y contratapa. Liliana Enriotti, texto incluido en la contratapa. Luis Autolán, se encargó de prólogo. Ignacio A. Rosas, ilustraciones internas. “Agonías” 2016, editado de forma independiente; en el cual participaron: ASNS, pintura de tapa y contratapa. Sabrina Zanzi, diseño gráfico de tapa y contratapa.  Alejandro Bisignano Burgos, texto de contratapa.  Dora Berdugo a cargo del  prólogo. Ignacio A Rosas, ilustraciones internas.

Federico L. Baggini sueña su sueño despierto, y a pesar que él sabe que falta muchísimo para generar las realidades a la gente que ayuda y que considera las más igualitarias y progresivas, no deja de ponerle el cuerpo a todo con la pasión que caracteriza a los nacidos bajo el signo del fuego.

¡Gracias Fede!

Mujer al óleo sobre letras

Foto: archivo propio

Soñadora, de tierra adentro y con el sol en la piel. Lleva el don de la palabra y la imagen. Un preciado elemento que no muchos manejan, y que sin embargo en sus manos se hace vida.

No podemos evitar conmovernos con sus huellas sobre telas vírgenes, no podemos resistirnos a su prosa clara, concreta, sin igual.

Entrerriana de pura cepa; con aires de “gran ciudad” y carisma ilimitado, diseñadora de ropas y carteras (-Cuando era piba mi madre me confeccionaba los vestidos, o sea que eran únicos-), tan únicos como ella y la luz que va dejando al pasar por todos los centros culturales y muestras de su propio arte que realiza. Hija del sol, leonina. Un aura mágica la apaña y es ella quién cuida de sus iluminadas maneras de crear

Patricia Corrales tiene publicados los libros: “Los sonidos del alma” 1989; “Golpes en la piel” 1996; “Caprichos de la noche” 2004; “El duelo de la rosa” 2007; “El deseo lleva tu nombre” 2008; “En la síntesis, los Otros” 2011; En el 2001 publicó “Lobos del harén. En 1996 recibió el “Primer premio  de poesía joven” en el concurso editorial Sombra de la luna. En el 2003 obtuvo una segunda mención en poesía e integró la compilación “Poetas y narradores contemporáneos” En 2005 escribe el guión literario de la obra  teatral “La eternidad en una letra de amor2 sobre la antología inédita de diferentes escritores contemporáneos, se estrenó al poco tiempo en “Pan y arte” En 2008 publicó en la antología “Verso a verso” de Editorial Dunken.  Participo con “Cuatro Estaciones” (cuento), “L a Curiosidad de un Hada” (cuento), en la muestra anual de “Iniciación de danza” que se realizó en la “Biblioteca Mariano Moreno de Bernal” durante tres años seguidos. Además ha participado de antologías de poesías “Poesía bajo la Autopista”, “Grito de mujer” y “Autopisticas” todas de “Clara Better ediciones”.

Patricia Corrales nos hace un recorrido por su arte, desde las letras y hasta el lienzo que no te podes perder en una charla con variadas sorpresas.

¡Muchas gracias Patri!

La Batea Rock

Foto: Archivo propio

En una esquina común de un barrio común del corazón mismo de La Matanza, lejos de maldades inmediatas y cerca de la amistad. Un grupo de chicos y no tanto se juntaban a pasar el rato, a tocar la guitarra, si es que había una, a beber algo, a charlar sobre sus cosas. Las calles fueron testigos de esos encuentros,  las calles y sobre todo un artefacto empleado para la cocina; una gran batea que uno de los padres de los chicos  dejará en esa esquina por falta de espacio en su casa. Ese artefacto les servía, entonces de asiento y de punto de encuentro ya mentado.

Y les llamó la atención cada vez más la música, de manera absoluta de ir y ver recitales, de conocer músicos, de querer, por fin,  participar activamente sobre el escenario, y con ello ganarse al público; y valla que lo hicieron.

Yonatan Magallanes, Voz, teclado y armónica, los fue juntando (eso dicen, pero ellos se juntaron ya desde antes sin saberlo), y fue ideando, con otros integrantes, el primigenio proyecto de su sueño. Luego se sumarían Ezequiel Sacayan, batería. Braian Guaitima, guitarra electroacústica.  Emanuel Monzón, bajo. Axel Benites, primera guitarra y Ezequiel Gomez, segunda guitarra y coros.

Juntos andan sonando los caminos que les indique la vida, y uno de esos caminos los llevó, para su gran sorpresa y llenarlos de entusiasmo a Córdoba. Una experiencia rocera de la cual no se olvidarán jamás.

De barrio, de lucha, de esperanzas, de diversas cuestiones que al “hombre” lo hace y lo desarma, hablan sus letras. Tal así su primer disco “Situaciones”, un compilado de maneras de narras diferentes desafortunadas circunstancias por las que pasan los protagonistas de sus relatos., Y luego ya como “auto regalo” surge el disco “Diez años”, un EP, que fue concebido en su totalidad en el nuevo punto de encuentro que poseen hoy, por hoy: La Maroterraza. Este EP contó con la presentación en dicho lugar y con una fiesta que hasta estos días sigue dando que hablar.

Los invito a entrar al vídeo y ver a parte de los integrantes de La Batea, así como a escuchar sus anécdotas, sus proyectos y una muy suculenta invitación.

¡Muchas gracias La Batea Rock!

La Batea Rock, en Casanova

Viernes 17/3 a las 22:00 horas, La Batea suena en Oeste Rock (Isidro Casanova)
Junto a los amigos de: El Aire de Zeppo, y Puro Verso.
Entradas anticipadas limitadas 50p (Pedinos a Nosotros)
Entradas en puerta 70p
Los esperamos para una gran noche con amigos bateanos e invitados especiales.

Oeste Rock, República de Portugal 3125 Isidro Casanova.

Charly González

Foto: Archivo propio

Nació en el oeste del gran Buenos Aires. De chico jugaba como todos los pibes a dibujar y pintar; pero él fue más allá de solo quedarse en el dibujo. Entendió la evolución de las cosas plasmadas en una hoja en blanco, descubrió la fotografía, y sintió (eso es algo que no todos pueden hacer), que la imagen en un papel pasada por el laboratorio no le daba eso definitivo que le daría el cine. Y arrancó. Hoy mira al mundo con ojos de celuloide y corazón de director. Un poeta de la imagen, un ser que vive creando y soñando el ángulo ideal para montar la cámara sobre el riel y darles vida a sus historias.

Poeta de amores decir, periodista por estudios, un hombre que en su pasión se aloca como el resto de los seres con su sentir a pleno. No hay poema que no diga más de él mismo que su boca cuando se presenta.

Carlos González es un narrador en imagen, un decidor que al apagarse la manera de escribir comienza a tejer cuentos y poesía desde su lente. Esos ojos claros marcan el comienzo de su arte y el resto lo guarda en la memoria infinita de su cámara.

Ha publicado en “Obras colectivas 62 Le croupier, “La mirada de ellos” y “Volumen”; próximo a publicar por Ediciones Tahiel “Ventanas abiertas” (poemario).

Ha dirigido los siguientes cortometrajes: Sueños de princesas, Amor perdido y Ella.

Actualmente se encuentra en varios proyectos de los que podemos contar: Documental social “Esperanza, para la lucha”, y su cortometraje ficción “Con tu amor, sin tu amor”, en abril inicia su primer largometraje de ficción “Tango, historia de amor”.

En el ámbito plástico se encuentra trabajando en: obras pictóricas al óleo “Mujeres al natural”, que se expondrá en diciembre de este año.

En el terreno periodístico se encuentra trabajando en la edición y compaginación de las revistas mensuales de las agrupaciones Sociales y Políticas CTD-Aníbal Verón y Frente de Izquierda quebracho.

No solo ve y plasma sus sueños en la lente, sino que hace y milita.

Carlos González es sin dudas un hacedor de esos que no abundan en tiempos de pan y circo.

¡Muchas gracias Charly González!

Clara Beter Ediciones

Foto: Archivo Propio

En Boedo hay un lugar que los cobija, los agrupa, un lugar que primero fue físico, para luego convertirse en papel y pertenecer a la posteridad de esos que agrupó. Boedo respira bohemia desde el asfalto, los bares, los semáforos, las autopistas…

Son dos, ellos supieron reunir un  equipo que trabaja para y por el arte, equipo de soñadores, de maestros de las letras, de estilo editorial y renombre profesional. Como todas las leyendas empiezan de a poco ellos ya son leyenda y hoy están en cada biblioteca que habita en los hogares de esos escritores que se les han acercado para ser, a partir de ellos, conocidos en el ámbito poético y narrativo. Son hojas que han impreso y las cuales no van a borrarse jamás. Un aire de prosa los abraza y ellos corresponden a su vez con ese abrazo fraternal.

María Inés y Gito Minore fundaron a fuerza de pulmón la editorial que hoy es conocida en gran parte de Argentina y América: Clara Beter, en honor a aquellos versos que se siguen viviendo en el tiempo.

Nacida desde el requisito imperioso de los poetas que participaban en su Centro Cultural La imaginería, Clara Beter hoy por hoy cuanta con un catalogo de publicaciones desde ya interesantísimas y desde luego llenas de poetas que siguen confiando en sus buenas maneras de poblar esas bibliotecas que piden a gritos las voces nuevas que desde sus páginas se van descubriendo.

Independiente, no podía ser de otra manera, fue fundada en el año 2012 en la ciudad de Buenos Aires; por Gito Minore y María Inés Martínez. Cuenta con las siguientes publicaciones: “Poesía Bajo la Autopista” 2012. “Poesía bajo la Autopista 2” 2013. “El día que mi padre lloró”, Gito Minore, 2013; libro de narrativa. “Autopísticas” 2014, compilado de poetas argentinas y latinoamericanas.  “Cuentos de amor locura y muerte”, Horacio Quiroga 2014, reedición del clásico libro del autor uruguayo, Ilustrado por 16 artistas plásticos. “Cultura Metálica, ponencias, debates y exposiciones de la 1° Feria del libro Heavy de Buenos Aires 2014. “Queriendo ser” 2015, Gito Minore, poesía.  “Cultura Metálica 2 ponencias, debates y exposiciones de la 2° Feria del  libro Heavy de Buenos Aires” 2015. “Poesía bajo la Autopista 3” 2015, tercera antología de poetas. “El trasplante” 2015, Roberto Giovanetti; primer libro del autor italiano con el sello Clara Beter.  “Asteriscos o telarañas” 2016, Claudia Ainchil. “Poemas de la resistencia” 2016, Poemario realizado por el colectivo federal de Poetas Peronistas. Auspiciado por el Ministerio de la Cultura de la Nación y con el apoyo de EunHi. Voluntad política y coraje, discurso pronunciado el 1 de marzo del 2015 por la Dra. Cristina Fernández de Kirnchner” 2016. “Los siete locos” 2016, Roberto Arlt, reedición del clásico libro, ilustrado por 10 artistas plásticos. “Cunumí” 2016, Gustavo Weisberger, premio Fondos de las Artes de poesía 2015. “Caminos y atajos” 2016, Mónica Torzullo, primer libro de poemas de la autora. “Cultura Metálica 3, ponencias, debates y exposiciones de la 3° Feria del  libro Heavy de Buenos Aires” 2016, incluye cd con 19 canciones.

Ellos nos se detienen, el arte y las voces de los “Escrivivientes” no los deja y, conmovidos por las energías que les brindan, seguirán presentando libros y más libros. Frondozo año éste para Clara Beter Ediciones.

¡Gracias Gito y María Inés!

Isidoro Reta

Foto: Archivo propio

Desde la tinta se va creando un dibujo que conecta la realidad que le acontece a su alrededor con su mundo enorme mundo interno. Una gota que dice más que lo que se ve, un carisma único. Fuente inagotable de grandes hits enmarcados; una ilustración de él mismo sin igual.

Ha formado parte de numerosos e incontables (incluso por él mismo), tapas de libros, contratapas e interiores. Reconocido por sus pares, por la gente de letras por los diversos centros culturales.

Un apasionado que tomó como hábito el hecho de dibujar y dibujar, todo el tiempo, aún en los momentos en que se le realiza una nota.

Su fuerte son las caricaturas, su arte trasciende ya el hecho mismo.

Isidoro Reta ha sabido llevar al papel sus más asombrosas visiones de las almas de los poemas, narraciones, películas e historietas que ha visto en su vida. No se achica nunca, no para.

La versatilidad de su don es tan noble que mismo puede transmitir lo que dibuja tanto en la paz de su taller (con mate bien cebado), o en un evento ante multitudes que al final de su obra seguro lo aplaude a gusto.

Hace unos años le pregunté “¿Tu forma de dibujar puede ser que pertenezca al impresionismo?”, él con su humor tan característico me dijo “No sé, yo sólo dibujo. No tengo gracia con eso de etiquetar la obra de alguien,  yo dibujo y que el observador diga”. Debo admitir que lo del impresionismo lo dije por que alguna vez leí algo sobre arte plástica, pero por sobre todas las cosas, la pregunta sinceramente venía más de mi sensación al ver sus obras que a una cosa de sabiduría personal; sí, el impresionado sin dudas ante su dibujo era yo.

Las obras de Isidoro se pueden ver tanto en sus exposiciones personales o en su blog: http://isidoroilustraciones.blogspot.com.ar/

Y también se pueden ver en casi todos los libros que editó Clara Beter.

 

¡Gracias Isidoro!