Patricia González López

Foto: Del muro de facebook de la autora

Nacida el 7 de agosto por algún año de los ochenta en CABA, es escritora y poeta argentina, licenciada en Relaciones Públicas por la Universidad de la Matanza. Posee una maestría en comunicación, cultura y discurso mediático; es docente e investigadora en la misma cede de estudios. Participo en variadas antologías. Publicó los libros: Indecible, poesia. Milena Caserola, 2009 y Dos de Azúcar, narrativa.MC, 2010. (Datos obtnidos hasta el año 2013)

De estilo propio y contundente, con fortaleza en imagenes y sustancia de elementos y furia en sus personajes, Patricia González López es una escritora que marca la diferencia entre el buen gusto y al resonancia de sus narraciones en el centro de la atención.

Aquí les dejo una narración que se publicó en "Poesía bajo la Autopista 2" llamada "Canciones de circo"

 

Venax

Foto: archivo propio

De Excelente diseño y con un aire under que bien va con los tiempos en que corren y en el que todos caen en lo pasajero de publicar en redes sociales, Venax es un grito dentro de la literatura actual. Una contraseña que abre nuevas puertas, nuevas maneras de advertirle al lector que no está todo anclado en lo que ya es moneda corriente. Haciéndose nuevos caminos Venax rompe los establecido y te sumerge en un mundo en el que estas invitado, dejá tus preceptos en el cajón y volá.

El colectivo Venax es: Martina Nimcowicz, Nicolás Heller, Subsol, Antonio Bellota.

Se adquiere de primera mano y además de eso de conseguirla te tomas unos mates y la pasa bien hablando sobre otras cosas en centros culturales en donde siempre o casi siempre la monotonía y la solemnidad a veces te detona la cabeza para mal.

 

Hojas vivas

 

Nada en la naturaleza

Es torpe, débil o enfermizo.

 

NI por un instante

Deja de explotar a vida.

 

Orgullo inútil el de las ciudades,

Construirse para creer

Que sólo hay hombres.

Pero vida es variedad infinita.

 

¡Que mis palabras corten la rama

De un árbol petrificado de ignorancia!

 

Nicolás Heller

 

Contacto: 

Colectivo.venax@gmail.com

Martina NImcowicz

ViQui con Q

No sólo el poder del recitado y sus formas de decir son fuertes sino tambén lo que dice. No se anda con chiquitas, eso es harina de otro costal. Es puro impetú que se transforma sobre las tablas (o cemento, o piso de ceramicas, depende), que le sirven de foco de atención. Una manera de escupir el dolor, de ser por y para él que nos deja pasmados. Viqui es una de esas personas que ha nacido para estar en el foco, debajo de la luz para que vos la veas, no se duda de ello. Es esa misma luz que te ilumina cuando arranca con su método de vaciarse de poesía y que a vos te llene de la misma. 

Hay personas que sólo pueden cambiar al mundo con solo ser, Viqui no es ajena a ello.

A continuación vas a ver una puesta en escena de varios poemas que son de ella y otros que no, fue en La Casa de los Chaquidos, hace algunos meses. El vídeo fue tomado para otro proyecto que al fin no pudo, pero a pedido de la poeta del sur; aquí lo comparto con inmenso agrado. Pasen y vean.

En acción

Sebastián Augusto, sólo temas.

Ironía, sarcasmo y letra

Foto: Archivo propio

Con humor e ironía, un escritor lleno de voces que no discrimina adjetivos en el momento de potenciarnos la cabeza para que se comprendan sus poemas, textos, relatos y demás. Artista plástico, doma el papel con su lápiz y sigue creciendo en pos del arte que no para de ser en él.

Con base histórica, la mayoría de sus textos vislumbran hechos o  personajes que han pintado y escrito la historia, ya sea de este país como de otras latitudes. Mérito que no muchos pueden lograr. Sus poemas, además de ingeniosos, cobijan esa maldad-bondad, de lo picaresco y lo erótico en fino toque de humarada con la idea fija en embellecer la poesía sin irse del eje. La literatura es un oficio que él sabe manejar de gran manera.

Gustavo Silva, de Buenos Aires, entre los años 1977 y 1984 participó como coeditor de las publicaciones “Cordón Umbilical, merlina y Antimitomanía”, además de dibujar en diversas revistas alternativas de aquella época.

Como poeta publicó: Papelespacio 1978, Reflejos nocturnos 1981, El riesgo al infarto de miocardio debido a la prolongada contemplación de la lluvia 1995. Y las plaquetas: Uh! 1996, Little red rooster blues 1996, Un viejo, muy viejo colgado de una guirnalda 1997, Un agrio perfume a sirenas 1997, Crónicas del último cielo 1997, Pequeña antología de las peores serenatas 1999, Aquella mañana en que fusilaron a Mata Hari 2001, De arañas, mariposas, gusanos, mujeres y otras alimañas 2004, Milonga Triste o Blues de la Isla Maciel 2012 Participó en la antología “Poesía y poetizar” 2010.

Los invito a ver su última presentación en público en “por quién doblan las palabras” ciclo literario que se realiza en El Circulo de la Raza y que atrae a poetas y narradores de la zona oeste y alrededores.

Gracias Gustavo!!

Erotismo bíblico

Foto: Archivo propio

De Mar del Plata, con residencia en CABA Desde hace un largo tiempo, lleva el coraje de la diabla que no fue cuando la sumieron en ángel, un estilo absolutamente propio; los credos y los pecados van de la mano en su poesía como si la misma razón de ser vinieran. No hay manera de huirle a su prosa. De cuestiones eróticas y de piel con piel hasta el orgasmo de percibir el calor de los cuerpos de sus mujeres en la letra de sus escritos.

Fernanda Berdiñas escribe desde que las luces de su amor se prendieron en su alma. Una forma de extirpar los demonios y poder ver así la vida desde otro lugar. Luego de años que de abandono volvió y volvió con todo el fuego de la boca y el sexo a pleno, como si algo en ella estuviera dormido y se despertó para no apagarse jamás. Hay fuegos que no se apagan nunca.

La misma musa del amor y el sexo la habita, así como la habitan sus santos, su religión y su tabúes… una vez más pateados afuera de la mesa para poder vivir el sexo sin reparos.

Fernanda ha participado de la antología "Poesía bajo la autopista 3" 2015, sus poemas también han formado parte de una obra teatral con tematica tanguera.

Te invito a que la veas en su última presentación en vivo en el ciclo “Por quién doblan las palabras” evento literario que abre sus puertas a autores de todo el oeste y alrededores.

Muchas Gracias Fer!!

Desde su realidad a tus oídos

Foto: Del muro de la escritora (Máscara veneciana)

Artista se es desde pequeña (o al menos algunos pudieron explotar esa beta que está en todos, pero que muy pocos se descubren), un alma que deambula inquieta por los lugares más inexplorados del decir del hacer y del expresar. Ella con sus escritos a cuesta, sus relatos sectarios y los tonos de voz que bien captan al escucha con tenacidad única.

Que no apague nunca al escritor ese ahínco puro que brota desde la tripa para echarle en cara al lector su sentir doloroso y fatal. Que no se atreva a llorar en vano un querer,  no sin antes saber que fue real ese sentimiento; no cambia a través del tiempo.

ViQui con Q (tal es su manera de escribir su apodo desde los 5 años), actriz y escritora: comenzó a escribir realidades a la tierna edad de 7 años, y luego de vario tiempo se animó con los cuentos, después de todo los 11 años es una muy buena edad para incursionar en ellos. Por su apatía tal vez o de pura tímida, no se atrevió a mostrar sus escritos al instante sino que los guardaba como tesoros en una lata de té en hebras. Pasó un amplio tiempo hasta que los talleres literarios entraron en su vida, estudiar letras y llegar a escribir un libro (que ya está agotado), hasta el momento pasa  algunas noches en lugares sombríos en donde la poesía y los tragos la acompañan en el escenario.

Tiene en vista la reedición de su libro “emeotiv”, el único de momento de la autora. Y trabaja en una novela.

Hay escritores y relatores que nos conmueven con sólo un par de líneas, esos mismos que vemos desangrar sus letras desde su boca que grita el dolor de cada personaje inventado (o no), con un leguaje directo, crudo y sin ribetes de lo “naif”; esos autores no escriben livianito, no, ellos van al hueso y pocas veces piden permiso para arrancarte el corazón de tu pecho ,mirarlo, robarte tu último suspiro; y tirarlo contra la pared de la realidad así sin más que para que vos sientas lo que ellos alguna vez sintieron… o siguen sintiendo.

 

Uno del Oeste

Poema

Foto: del muro de la autora, titulo del cuadro "La vestiré de negro"

A veces me ocurre que me encuentro leyendo lo que se me topa a la vista de atrás para adelante, o simplemente hago un repaso rápido sobre sus letras, y en eso adivino de quién es el texto o poema, hay estilos que son tan únicos que ni los propios autores saben de ello.

Con este poema me pasó algo de inmediato que es bueno traerlo a colación. Ni bien leí las tres últimas líneas (que fueron las primeras que leí), supe de inmediato quién era la autora, no sé, pongamos que fue conocimiento, intuición…no sé. Llegar a un estilo cuesta vida (diría el Indio hablando de vivir), los estilos para el arte son lo que marcan a cada artistas en tintas, oleos o metal, que superan aún su forma de ver al arte que hacen. Uno no puede verse en ocasiones a lo que respecta del “alejarse” de la obra y ser. Lleva tiempo, constancia y sobre todo trabajo, mucho trabajo. Sin embargo en algunos casos, como en este, el trabajo es condimentado con todo el talento de la artista en cuestión.

No quiero ser muy extenso, no. Simplemente les dejo este poema de una poeta, artista plástica y talento sin igual. Un tríptico hallado sobre una mesa de bar.

Recorriendo tu cuerpo

A la altura de tus ojos me detengo

como un viento firme obedezco  a la ley natural

haciéndome dueña de un destino de olores secos

la tierra levanta sus sabanas olvidadas por la lluvia

arañando los umbrales de una edad sitiada

caigo y levanto mi orgullo en el sol naciente

al calor de su cuerpo, me asiste como una lagrima de Dios.

 

A  la altura de tus labios me deslizo

 

como un viento suave que trae el aroma del mar

dulce ensueño donde regreso al juego sonriente del tiempo

equipada con mi astucia riego los geranios que aun brillan

con el sabor de mi última despedida, empecinada en un vals

que atraviesa las calles

sin gente ni manos ni árboles ni luna.

 

A la altura de tu pecho

 

un redoble sinfónico, nocturno

con la brisa tierna de las álamos

un eco sin horizonte esparciendo melaza sobre las ánimas

tu escondido y sonoro violín me alucina notas

en el umbral de una esperanza nueva

acogida en el regazo de todos tus ángeles

 

A la atura de tu sexo

 

como una desconocida sombra deambulo

socorrida por tu savia, lava caliente decidida

a manifestarse en todos los colores

entonces te abro la puerta por si las dudas

entonces me aferro a tus amarras

que llegan con olas aviso de huracanes

 

A la altura de nosotros

me observo complacida, generosa

en este atardecer alegórico que aun retiene los  cánticos de tu pecho

y un gesto glorioso de tus ojos

            cae

                      adormecido

                                             sobre tus labios.

Patricia Corrales

Furia de la Tierra

Patricia Corrales en "La Feria de la Tierra" C.C.L.I, Boedo, C.A.B.A.