Diego Arbit y Maxo Garrone

Foto: Archivo propio

Desde Grecia, desde el alma, desde eso que nos hace ser y sentir lo que somos. La era del hombre se compone de imágenes, bellezas, terrores, dolores, y actos de injustificada ocurrencia. Y para reflejar todo eso existe el teatro.

"Si no se hace catarsis te podés pegar un cáncer", "o un ACV" acota el actor.

Síndromes de una sociedad que quiere gritar y no consigue esos espacios para hacerlo. Una sociedad cada vez más silenciosa en donde el poder sigue ganando a fuerza de bala.

Nada nuevo, los antiguos también acallaban a los pueblos por la fuerza o la coerción.

Lo que no se puede callar es lo que no se ve, lo que ellos, el poder, no llega a ver. El under es el mejor lugar para eso; para refrescarle a quién quiera escuchar y ver, lo que los medios masivos de desinformación no muestran. ¿Porqué? simple, se llama miedo, y les pertenece a las clases dominantes que no están a la altura del conflicto.

Diego Arbit desde hace años promueve talleres de expresión teatral y es el director de los movimientos culturales más contestatarios del under, Melón es uno de ellos; Una compañía teatral que nos muestra una porción de la sociedad que no todos quieren ver. Que no todos están capacitados para digerir en estos momentos en donde parece que lo "livianito" es para todos.

Una sociedad consumista de fritangas foráneas, esa misma que en gran número se pierde lo de "acá", para pagar entradas carísimas por un espectáculo que solo te vende lucecitas de colores, actores inflados por el márquetin, y poco, muy poco talento. Todos con la panza llena, pero dejándonos como espectadores, el estómago vacío.

Diego Arbit y Maxo Garrone, son dos exponentes de esta compañía, y con ellos sostuvimos una charla en donde sale a flote la problemática de la desculturización en este medio en el que todo lo de afuera parece brillar y opacar lo nuestro. Sin embargo, no puede, claro.

Muchas gracias Diego y Maxo!

Flavia y Jaime

Foto: Archivo propio

Estamos conectados con la tierra desde tiempos inmemoriales, fuimos uno con ella, carne y uña. Sin embargo, eso de ser parte y ser todo con el correr de los siglos en la era del hombre se ha perdido. Ya sea por causas aparentemente laborales, como por cuestiones sumamente sistemáticas de una forma de vida que es más proclive a llenar de cemento los espacios para un mejor hábitat (discutible esto claro está), como de alejarnos cada vez más de los espacios verdes, quizá hasta por una cuestión cultural que ya no comparte el aunarnos con la madre tierra.

Por suerte existen propuestas que nos sacan de la rutina, de eso que nos agobia y que nos mata desde adentro por no saber vivir el afuera, y esas propuestas están ahí, al alcance de todos. Una idea que quiere y logra enlazar los ritmos vertiginosos de la vida en la jungla de acero y hormigón, para llevarnos a la apacible manera que se tiene de vivir en la otra jungla, esa primaria en donde el hombre ha sabido existir en algún momento de su historia.

Y para eso están ellos: Flavia y Jaime, que mediante sus caminatas, sus consejos, y sus terapias logran el equilibrio en el organismo que muchas personas van a buscar a otras fuentes, sin saber que está dentro de uno, y sobre todo en la conexión con la naturaleza la sanación a esas dolencias diarias.

En esta entrevista podremos entrever como ellos llegan a esa sustancia primal, como nos llevan a un estado en el que los dolores o razonamientos se nos presentan de manera tan puntual que asombraría al mejor terapista pastillero del mercado.

Sin más les propongo ver y sobre todo participar de esta charla que nos deja una linda esperanza de buena vida a pesar de todo.

Gracias Flavia y Jaime!

Anahí Celeste Cao Cileiro

Foto: Archivo propio

Surge del vientre su personalidad intensa, fortalecida y vital. Como un soplo que le arranca el hilo de voz a eso que intenta gritar, y ella es la que grita más fuerte desde el hacer.

No se queda jamás quieta, la quietud no existe en su diccionario de letras inconclusas que escribe día a día. No se olvidó de sus inicios, lo cual es mucho decir y más valorable aún. Las calles de Buenos Aires la vieron bailar alguna vez, conocer el amor, formar familia, y tomar luego una decisión definitiva.

La llama la poesía viva, la que muerde el polvo que ese mismo viento empuja para que ella se encargue de llevarla al puerto necesario. Una pasión cobija en su pecho, algo que no todos poseen, el ímpetu innegociable de la lucha por el otro, por el débil, por cambiar de alguna manera los injustos procederes de un sistema que olvida, que en palabras de ella misma "Le sobramos", pero ella no se siente de más así como tampoco sabe que los otros, ellos, sus hermanos de lucha están de más. No, ella tomó la bandera que hay que tomar, en un momento en que nadie la toma, y va con esa constancia que hoy escasea, hoy fue comprada, hoy se nos apaga en la vieja y maldita burocracia.

Anahí Celeste Cao Cileiro, poeta, profesora, madre y sobre todo mujer, de esas que quedan pocas.

En sus libros Territorio y Tierra viva quedan bien marcados sus principios, que no son para todos, que no todos pueden llevar adelante sin manchas. Un voz matancera que sabe de dónde vino y no ha de renunciar jamás a esos orígenes que la hicieron lo que hoy es. De estirpe poeta, como su padre Omar Cao, no calla, todo lo contrario.

Lectores, amigos, oyentes, tengo el agrado de presentarles a la poeta desde un lado diferente, en la nota habla de la lucha contra el Ceamse, de Palestina, de su libro dedicado a otra latinoamericana luchadora, Berta Cáceres. Anahí nos da una muestra de lo que es y cómo se debe alzar esa bandera que nos escasea en estos días de inmensa oscuridad.

Gracias Anahí!

Dana Fernández Guisande

Foto: Archivo propio

Salgo a buscar el efecto del arte sobre la cultura, y aunque algunos dicen que es lo mismo o una forma parte de la otra (y eso no se duda), el tema es ¿de qué culturas o cuestiones que hacen a ella estamos hablando?

Cada pueblo como tal, por la cantidad de individuos que contiene en él, mantiene a través del tiempo una forma de cultura que comprende el habla, la relación con el cosmos, las costumbres, las festividades ya sea por el ocio en sí mismo, o por agasajar a alguna deidad y que está, en agradecimiento les de lo que ellos, tal pueblo, le pida.

Entre tanto y en tanto individuo de un pueblo se encuentran ellos, los dibujantes, pintores, escultores; que son sin lugar a duda, los que retratan ese espacio de tiempo en el que su pueblo transita en la era del hombre. Y ellos hacen, de acuerdo a su manera de mirar al mundo, su arte, que puede ser abstracta, de vanguardia o de manera que fusione varios estilos generando uno propio con el sello sin igual del artista que lo creo, y en esa línea va Dana Fernández Guisande.

De Ituzaingó, con el cielo en sus ojos y el alma llena de colores, de imaginar juegos en pos de una creación que será única en un momento preciso del tiempo en que nos toca vivir.

Dana genera intriga entre sus seguidores, su obra trasciende a cualquier formato, es tan personalista que no hay plataforma que la anteceda, es ella la que inventa la misma para reformular un arte que en algunos conceptos se vuelve algo formalista. Y es allí, en esa rebeldía que la habita que no hay formalidades que la atrapen debajo de un vaso dado vuelta, como a un insecto, y se escapa, huye como los colores huyen de su paleta, esa que no tiene ley, que se hacen como ella se hace, desde el alma de su imaginación, hasta el beso que solo los ojos del observador pueden sentir al palpar esos colores y decires únicos.

Dana Guisande, nos trasportará en esta charla a sus obras, tanto pinturas como esculturas e intervenciones en artefactos de uso cotidiano. Si un reflejo existe de la cultura en este contexto desculturizante, ella nos sopapea y nos muestra que aún hay gritos que son tan vívidos como de rebeldes hay en el mundo que desean con oídos abiertos escucharlos.

Muchas Gracias Dana!

Claudio Barboza

Foto: Archivo propio

Todos necesitamos saber el  para qué y el cómo de las cuestiones que nos hacen e hicieron lo que hoy por hoy somos. Para ello, la cultura en la que estamos inmersos nos ayuda con lo básico. Sin embargo existen otras herramientas que no necesariamente están al alcance de la mano de todos y todas, ya sea por su difícil acceso físico, o por su valor monetario o por lo que se considere fuera de alcance.

Para ellos hay gente que trabaja con la idea de promover lo que muy pocos saben, de hacerlo ameno al saber popular y de intentar que con ese saber se pueda lograr un cambio estructural y de base en una comunidad que día a día se ve vapuleada por los medio hegemónicos y el factor foráneo desculturizador. Y lo hacen a través de un libro, tal en caso de Claudio Barboza quién ha escrito la obra “América Latina” – Perspectivas políticas y pedagógicas para la construcción de la Patria Grande- cuyo tema central son los gobiernos populistas pasando por Simón Bolívar, Néstor Kirchner, José Martí, hasta Ernesto “Che” Guevara y Hugo Chávez Frías, entre otros. EL mismo deja bien en claro la postura de las políticas para el pueblo desde el pueblo, continuando con una ideología Sanmartiniana que hoy día se debe recuperar de alguna manera. Y la revista con una distribución acorde a su posibilidad y con un precio accesible a esa gente que tiene la necesidad de saber y que cosa precisa tiene que saber.

Rodeado de un grupo de trabajo de nivel académico y responsable, Claudio Barboza, profesor e historiador, realiza desde hace un año la revista “Artículos de historia para la política”. El fin de este trabajo que se imprime en papel (no se consideró lo digital tal vez por una cuestión romántica), es llegar a esos sectores populares para mostrarle la realidad política y social desde un punto de vista histórico, con el arduo trabajo de provocar en el lector un cambio mental para que ellos tengan esas herramientas para saber y poder hacer de sus vidas, algo más digno de lo que ya es.

La revista cuenta con estilo y diseño único, con artículos jugosos tanto a nivel político, social, como popular, abarca todos los temas que la sociedad argentina a través de sus dos siglos de vida supo transitar, ya sea como pueblo trabajador, como pueblo entretenido en sus quehaceres o como pueblo inmerso en la cuestión popular del deporte. Con tapas a todo color y citando obras de arte plástico para ilustrar la problemática social y también fotos de la misma índole, Artículos de historia para la política, es una revista de lectura obligatoria para todos y todas los que quieren entenderse como pueblo, como nación, como seres pensante que hacemos día a día este país y pensamos que en algún momento se puede modificar la realidad para hacerla más digna, justa y pareja a sus habitantes.

Te invito a ver la nota a Claudio Barboza, para que él mismo nos desasne en los temas que abarca su revista y de paso conocer su punto de vista sobre lo que para él significa la cultura.

Muchas gracias!

Un Patio

Foto: Archivo propio

A ciencia cierta no se sabe si el artista nace, se hace o simplemente es una causa del contexto en el que le toca transitar la vida.

El artista es un  ser pensante y sensible que hace de una realidad su realidad y la transform en metáfora, música, pintura, etc. Un ser capaz de hacernos sentir a nosotros los comunes, eso que a ellos les toca y emocionarnos con la misma profundidad que a  ellos emocionó ante la creación de su obra.

Existe una movida cultural en el gran Buenos Aires, un sentido  del verse, pensarse, y sobre todo del sentirse, que los hace únicos. Una contracultura a todo eso del “afuera”, que no es novedoso, pero sí esta ocultado por los medios masivos de información, y esos que dicen cubrir el under, pero sin embargo, ése under es otra cosa.

Un Patio es un buen  ejemplo de eso que no se ve, pero que existe de manera puntual y sobre todo de forma que a su público le llegue, y le llega de manera tal que la gente se acerca al concierto con la ansia de ver un duo que hace lo que hace y sobre todo sienten lo que hacen. Un Patio no es sólo una banda de música latinoamericana, es ante todo un fenómeno que advierte en el decir del barrio eso que no ha llegado a decirse, ellos, toman la posta por sus amigos y son muy agradecidos por eso.

Precursores de un estilo popular, barrial, sin estridencias, sin la pompa de lo vanidoso, superfluo, eso no lo necesitan. No necesitan el vedetismo, Un Patio llegó para quedarse y de eso hablan sus giras. Con el esfuerzo de lo hecho a pulmón llegan más lejos que cualquier banda inflada por las multinacionales, porque ellos llegan, no son llevados en un aparato maniqueista, y es lo que vale.

En su repertorio se puede ver lo nuestro, el  intimo enlace que existe entre la canción popular, la magia del litoral, la suerte de saber que todavía hay bandas que rescatan la cultura de este lado del mundo, sin contaminarse por lo otro.

Desde el autor barrial que muy pocos conocieron, hasta homenajes a la Patagonia, y a toda la periferia de una Argentina que canta desde un barrio de San Martin el “Principado de San Andres” como bien lo dijo Jorge Navarra, contante y percusionista de Un Patio, lo dice mientras desde su lugar Daniel Mastronardi observa con la guitarra en la mano y sonríe, esa amante que es parte de su cuerpo, que dice más que su voz tranquila y justa. Un Patio no es un duo, es un trío. El componente más espiritual, más compinche es una mascota, Marino, el perro que está  siempre, y que los escucha, los acompaña y se siente acompañado ante la voz de Jorge y la guitarra de Daniel.

Ellos hacen falta, nos hacen falta. Un ímpetu  que marca un estilo, que trasladan el sentir del conurbano a otras tierras y que son parte de una movida cultural que no todos ven, porque, para su orgullo, no son del “sistema”.

Un Patio recuerda al fogón sin dejar las cenizas del olvido, porque su carisma queda en la memoria de los asistentes a eso que ellos proponen, “El jardinazo”, un evento que siempre empieza y que nunca se sabe que se trae de nuevo.

Los invito a ver la nota completa en donde puede pasar de todo y la cobertura completa de “El Jardinazo”, esas cuestiones de lo que es amar lo que se hace compartirlo con la gente que siente y disfruta lo que ellos, Jorge, Daniel y Marino, transmiten a un público en franco crecimiento.

 

Muchas Gracias Un Patio!

 

Foto:Archivo propio

Sergio Sebastián Mallea

De Laferrére, el verde lo lleva en la sangre aunque circule roja por sus venas. Un poema que se desprende del lápiz sobre el papel en blanco que espera ansioso su nueva creación. El arte lo llama de varias formas: narrador, poeta, escritor de la vida y algún sueño loco que se desprende de vaya a saber que mente enardecida por alguna nueva ficción de colores.

Hizo las tapas de varias revistas, se convirtió en texto y participo de la vida en prosa de alguna que otra publicación en comunidad. Sus caricaturas pululan por las redes sociales con amplia gama de personajes tanto ficticios como de la vida diaria. Incluso él mismo se ha prestado a sus locas formas eternizadas en un papel.

De mente inquieta y paciencia infinita, nunca se detiene, anda por sus horas manipulando la forma de las caras y las reinventa una y otra vez. Incansable, la noche lo retiene en su magnetismo y de ella sobreviven duendes que dan luz a su única manera de ser y hacer.

Se define así mismo de esta manera:

 

 “Soy dibujante, dicen que escritor también. Soy un tipo de ojos grandes y manos inquietas. Soy producto de Laferrére localista y bien verde. Soy verde, aunque estos años me dé cobijo el barrio de Mataderos al que tanto quiero, sigo siéndolo.

Escribo porque lo necesito para vivir. Porque a veces los días se van opacando y las letras me permiten generar un contexto a mi gusto al cual me transporto como en mis mini vacaciones que me devuelven fresco y renovado. Si eso no sucede, el texto se borra.

Soy cofundador de una productora, GRAMA, junto a dos socios con quienes intentamos subsistir del arte y de lo que hacemos cada uno de nosotros. De allí nació un stand semanal en la Feria de Mataderos, en dónde me podrán encontrar dibujando caricaturas cada domingo, si pasan de visitas traigan mate que los termos se me rompen de una manera extrañamente fácil. Soy policía en el mediometraje Alicia en Laferrére (2017). Soy el que canta temas de Sandro en Karaokes. Soy quien vive con Kiro, mi gato. Él me ayuda con maullidos cuando nota que las oraciones se vuelven infinitas y hace falta un punto.”

 

Sergio Sebastián Mallea ha publicado sus poemas en las cuatro publicaciones de “Poesía bajo la autopista”, cuya editorial responsable es Clara Beter. Además ha participado con sus caricaturas en las tapas de la revista “con letras se vive”, la cual ya ha desaparecido. Es docente, da clases de dibujo en la Escuela Eugenio Zoppi, Munilla 883, Morón,  los sábados de 9:30 a 11:00 horas. Y en Talleres “El Magisterio”, Combate de los Pozos 266, Congreso, también los sábados a partir de las 14:00 horas.

Fue alumno del Cilencio, quién participo de la ya desaparecida revista “Humor”, entre otras. Y entintado e historieta bajo la tutoría de Cristian Mallea.

Los domingos y feriados se lo puede encontrar en la Feria de Mataderos caricaturizando a quien se anime a sentarse frente al atril.

Y justamente es eso de lo que tratan estos seis vídeos que les dejo a continuación, en donde podrán ver a Sergio Sebastián Mallea en plena acción plasmando su arte y sabiduría de años en el atril para aquellos que se han dado el gusto de visitar su Stand.

Pasen y vean. GRACIAS SERGIO!

P. B. A. 4

Foto: De la presentación. Diseño Isidoro Reta.

El jueves 21 de septiembre  de 2017, se dio el gran día. Sobre el púen te, en donde transcurren autos, caminos, colectivos, taxis, motos, historias a gran velocidad, por innumerables personas que sienten, que viven otras realidades, que quizá no consuman poesía o sí,  o no tenga el ojo del escribiente de la vida que tienen los escritores. Y debajo  los diversos poetas, y esos que sueñan mundos paralelos despiertos tipiando (como yo ahora), en el teclado un domingo cualquiera en una tarde medio nublada con el corazón puesto en la oportunidad que siempre aprovecho para comunicarme con todos los queridos seguidores de este blog. 

Ellos, los conductores van.  Van con la velocidad que les imprime el estar sobre la autopista 25 de Mayo, sobre esa autopista que posee una cuantas historias oscuras desde sus cimientes. Esa misma autopista impersonal, el no lugar. Generadora de trueques de terrenos por dos o tres columnas del monstruoso proyecto en pleno gobierno dictatorial. Entonces el 6 de diciembre tomó las tijeras y la inauguró el intendente  de facto, Osvaldo Cacciatore.  Y  quedaron historias de vida debajo que no se han conocido, algunas perdidas en la oscuridad del tiempo, otras cayadas por la ignominia del pueblo, del todo y la parte.

Sin embargo (porque siempre hay un sin embargo), debajo de la autopista ocurre la vida, y los escriviviente suceden y se  siguen multiplicando los poemas, las narraciones, y los buenas augurios de que la memoria existe y sigue bien viva. Vive en donde necesitamos que viva, impresa, o de transmisión oral y que quede en el registro del que estuvo allí, en el Centro Cultural La Imaginería y que se quede con eso que pasó. Que cobije el recuerdo en su mente,  porque por ahí jamás lo volverá a escuchar. Pero (Porque una buena historia sin un “pero”, me suena a que no hay otra voz), y es eso, justo, la otra voz. Esa que se imprime en un común en el que muchos de los poetas y narradores coexisten y dan cuerpo a lo expresado frente al micrófono de debajo de la autopista. Esa misma autopista que cuenta historias hirientes de los que se tuvieron que marchar “por las buenas”, esta cobijando a esos otros que de alguna manera reivindican al “otro”, al olvidado, ¿Olvidado por quien? No se olvida lo que se vivió y sobre todo el tiempo no lo puede borrar de la historia. Y ahí estamos, cuando sea, cuando se dé, estamos y alzamos la voz desde debajo de uno de los puentes “No pudieron no”, y nadie puede matarte en mi alma.

Poesía bajo la autopista 4 cuenta con 36 escritores, entre poetas y narradores, todos de un calibre impresionante, una gran antología que se destaca por las diversas voces en donde las diferentes miradas de la prosa y la narrativa conviven para darle paso a otra entrega de esta genial idea llevada adelante por Gito Minore e Inés Martínez. Poesía bajo la autopista 4, es un libro que sin dudas tiene que formar parte de tu biblioteca. Un colectivo único, irrepetible, profundo y sin eso que no pudieron, no se caya nada, no se guarda nada, y banca las banderas de los que no están y esos que siguen peleando por un mundo en donde la cultura no se quede quieta.

Amigos, les dejo esta seguidilla de vídeos, en donde podrán ver la noche completa de la presentación del libro. Espero que esas voces lleguen tan lejos como es el deseo de este que ladra.

 

Uno del Oeste

El Cardo Azul

Foto:de la web

El domingo 17 de septiembre se celebró en El Club Social San Justo, un lugar ideal para el evento, la presentación de los libros: “El dedo cruel de la sonámbula” de María Sueldo Müller, y “El país de las estancias” de Omar Cao.

Dicha presentación contó con la apertura del poeta y titiritero Víctor “Pajarito” Cuello, quién, a lomo de su caballo “verdura” recitó poemas y entabló una amena conversación con el equino, para luego dar la bienvenida a todos y todas a la gran presentación en un lugar acorde, ya que no entraba un alma en el recinto.

Lo siguió la  presencia de Anahí Cao, profesora y poeta,  quién se erigió como maestra de ceremonias, presentando al grupo “Urdimbre”,  compuesto por Carolina y Eber.

Al finalizar tomó la palabra Rosa Oviedo, profesora y ensayista, quién se encargó de presentar el libro “El dedo cruel de la sonámbula” de la poeta María sueldo Müller. La autora habló de su libro, su génesis y nos deleitó con algunos poemas publicados en el mismo.

El evento no se tomó respiro alguno. La prosa se hizo presente con cuatro autores invitados en lo que fue la primera ronda de poetas: Carlos Dariel, Patricia Suñer, Juan Cruz y Jorge López Aguilar siguieron llenando de poesía al auditorio.

El recorrido musical siguió a cargo el canta autor Cesar Fernández Pared, cuyas milongas sacudieron las palmas del público.

El sociólogo e historiador, Martín Alejandro Biaggini, prosiguió en la toma de la palabra para hablar sobre el poeta Omar Cao.

A continuación el tercero número musical se presentó, para ello Jorge Figueroa, músico y poeta, con guitarra en mano cantó varios temas propios. Luego lo siguió la prestancia del MC Gerónimo Utello. Para ello, Jorge en la guitarra y Axel en la percusión formaron la base del rapero.

Mediando la tarde noche, el autor carismático de González Catán, Omar Cao junto a la poeta María Sueldo Müller, se dispusieron a presentar el libro “El país de las estancias” del autor matancero, más la revista “Baigorrita Ian” , revista literaria del conurbano profundo, que promueve autores nuevos y consagrados de dicho lugar.

En otro break musical, Anahí Cao, llamó al canta autor popular Abelardo Martín, que con su acompañamiento de cuerdas, la poeta leyó un poema, y luego el cantante cerró su participación con un tema propio.

Al segundo bloque de poetas lo formaron: Brian Álvarez, Carlos Kuraeim, Dante Alfaro; Patricia Verón, Camila Kraeme y Damián Lamanna.

El cierre de la maratónica tarde poblada de artistas en el corazón de San Justo, estuvo a cargo del Músico Gustavo Zapata, quién junto a su guitarra, interpretó instrumentales.

La Editorial “Cardo Azul”, presenta, además del formato convencional de los libros de María Sueldo Müller y Omar Cao, las ediciones cartoneras con precios populares.

Para conseguir la revista “Baigorrita Ian” se pueden comunicar a través de las redes sociales con Omar Cao.

A continuación les propongo ver la jornada completa de todos los artistas, sin que falte absolutamente ninguno en la cobertura de Uno del Oeste.

Son diez vídeos, aquí posteo el inicio de dicha tira inolvidable.

 

¡Sean bienvenidos!

Nyarlathotep, el caos reptante

Foto: Archivo propio

El domingo 20 de agosto se celebró el 127 natalicio de Howard Phillips Lovecraft, escritor estadounidense,  creador del género de horror cósmico. Se lo considera un innovador en el género, ya que se apartó desde sus cuentos, novelas y relatos de ciencia ficción de lo tradicional, incluyendo razas alienígenas, viajes en el tiempo y la existencia de otras dimensiones.  Lovecraft además  incursionó en el género poético, el ensayo, y la literatura epistolar. Es sin dudas uno de los autores más influyentes del siglo XX, en lo que respecta a literatura fantástica.

Convocados por Raíz Negra, poetas y perfor de la talla de Viqui con Q, Vampire Destroy, y Lucio Greco; realizaron un homenaje al escritor mencionado. Para dar inicios el anfitrión proyectó el cuento de Lovecraft cuya música estuvo a cargo de Miguel Ángel Mi propia necrológica. Para ello se basaron en el ser mitológico despreciado por antonomasia en la obra de  H.P Lovecraft, Nyarlathotep, también conocido como El caos reptante. En la representación no faltó el pesadillesco recorrido por la obra del autor oscuro, no faltaron los rituales ni el estado de magnetismo con que toda la audiencia (incluido el que escribe), se sintió atrapada. Impecable, de alta actuación y gran aporte poético, tanto en la encarnación de “La cosa con la máscara amarilla “y “El faraón Negro” interpretado por Viqui con Q, la poeta del sur. En donde su aptitud para la actuación una vez más dejó boquiabierta a toda la platea. Las perfor de Vampire Destroy emulado en el “Morador de la Oscuridad”, no dejaron absolutamente ninguna duda de la fuerza de la obra, del concepto con que el perfor de San Cristóbal se metió en el personaje del homenajeado. Las intervenciones poéticas, narrativas y prestancia en escena de Lucio Greco, el poeta de Avellaneda,  hicieron inmejorables los tempos en cada momento en que él pisó el escenario, del cual voy a hablar más adelante.

Por último. Creador de grandes piezas del  género oscuro, el ideólogo de la creatura. No hay, no existe forma que mejore la aptitud del oriundo de Wilde. Raíz negra demuestra una vez más que lo suyo a la par de ser un excelente anfitrión, es además un recitador que detona la palabra con sus maneras. No deja absolutamente nada al azar, un cerebro puesto al servicio de la cultura oscura con todo lo que ello significa.

El escenario de Macabras bar es un rincón de Buenos Aires en donde el género de terror se hace presente, de las maneras que sean estas posibles. Unos cuantos cuadros de autores de horror, Alan Poe, H.P. Lovecraft, otros de índole torturas del Medievo, algunos más con recurrentes personajes oscuros y paisajes a tono. Luego más allá varias herramientas de tortura al estilo “Caza de brujas.  La vedette del piso de Macabras Bar, es la terrible silla eléctrica que domina la sala.

El homenaje al autor del horror, fue todo un éxito, sala llena, gente parada en los pasillos, impresionantes prestaciones de los poetas. Un regocijo para el que ama el género.

Amigos aquí les dejo la totalidad de la obra en forma de mix de vídeo.Sólo basta con abrir el enlace de abajo. Espero la disfruten tanto como yo al presenciarla.

Uno del Oeste